EL YIN Y EL YANG LA GUÍA DEFINITIVA

El Yin y el Yang

El Yin y el Yang es uno de los principios básicos de la filosofía china y por lo tanto también uno de los fundamentos más importantes del Feng Shui.

El yin y el yang no representan otra cosa más que el principio de los opuestos, el equilibro que debe existir en la vida para que ésta se desarrolle armoniosamente. Porque yin sin yang no puede existir e viceversa. La luz no sería luz sin la presencia de la oscuridad, el bien no sería bien sin la existencia del mal, la nada no sería nada sin la existencia del todo, la noche no sería noche sin la presencia del día.




Por lo tanto para que nuestras vidas estén equilibradas deben estar presentes ambos elementos. Por eso el Feng Shui deja muy claro que una casa no debe ser ni demasiado Yang ni demasiado Yin, sino compartir equilibradamente ambos principios para que se vea reflejada su armonía en nuestra vida. Si una casa es demasiado Yang o demasiado Yin es fácil caer enfermos, tener accidentes, que nos roben, andar muy alterados o deprimidos, que no llegue la prosperidad a la familia, etc.

¿Cómo es una casa o habitación demasiado Yang?

• Que esté recibiendo luz o calor durante todo el día. Vivir cerca de fábricas o tendidos eléctricos convierten a tu casa en Yang automáticamente.
• Estar escuchando música ruidosa continuamente.
• Al pasar prácticamente todo el día en una habitación determinada sin dejarla descansar se le da exceso de Yang.
• Presencia sólo de colores cálidos como amarillos, cremas, rojos, anaranjados. Y también el blanco se consideran yang, así que no conviene abusar.
• Que tenga muchas lámparas, velas o elementos que den mucha luz.
• Que esté sobre aireada con las ventanas todo el día abiertas.
• Que tenga muchas plantas.

Remedios:
• Introducir colores fríos como las tonalidades azules, negros, plateados o grises. Pintando las paredes de esos colores o introduciendo elementos decorativos que los tengan.
• Evitar demasiado ruido o crear música relajante.
• Introducir agua en la decoración en copas, boles, peceras o lo que se te ocurra. Procura que sea siempre un agua limpia, que si quieres puedes colorear de azul. Mejor todavía si no es del grifo sino de manantial.
• Puedes poner cuadros que tengan pintados ríos, lagos o representen atardeceres.
• No pasarse con las plantas.
• Rellenar aquellos lugares que estén demasiado vacíos o que tengan mucho espacio.




¿Cómo es una casa o habitación demasiado Yin?

• Lugares que no reciban demasiada luz, especialmente los interiores.
• Una casa excesivamente silenciosa o pocas veces habitada.
• Vivir cerca de lugares asociados a la muerte.
• Presencia absoluta de colores fríos u oscuros como las tonalidades del azul, grises y negros.
• Poco aireada.
• Lugares muy estrechos y llenos de cosas.

Remedios:
• Introducir colores cálidos como las tonalidades rojo, naranja, cremas, amarillos, dorados… Pintando las paredes de esos colores o introduciendo elementos decorativos que los tengan.
• Poner música alegre como los ritmos latinos.
• Introducir el elemento fuego en forma de velas encendidas durante buena parte del tiempo.
• Situar lámparas encendidas en lugares que estén muy sombríos.
• Colocar cuadros que sean de los colores indicados, o que representen amaneceres.
• Situar móviles o campanillas en el techo.
• Airea con frecuencia la casa o la habitación.
• Introduce elementos que representen a la tierra como cuarzos o cualquier otro mineral.
• Procurar hacer espacio y deshacernos de cosas viejas que estén estorbando.
• Introducir plantas.




Comparte con tus amigosShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter